Productos

Moto reductores variador de sinfín corona

VMF Moto reductores variador de sinfín corona

El variador de velocidad es un mecanismo de trenes planetarios que, mediante rozamiento, transmite potencia produciendo una disminución de la velocidad angular de salida (r.p.m.) de una forma progresiva. La variación de velocidad se obtiene al desplazar radialmente los discos planetarios. La transmisión de potencia se realiza de forma silenciosa y progresiva, sin escalonamientos, y con un rendimiento máximo para este tipo de unidades de transmisión de potencia.

El variador de velocidad puede provocar una disminución de las vueltas de salida en su posición de máxima reducción de hasta cinco veces la correspondiente a la mínima, siendo esta última las dos terceras partes de la velocidad angular de entrada. Así, para el caso de realizar la entrada con un motor de 4 polos, 1500 r.p.m., se obtendría una velocidad de salida máxima de 1000 r.p.m. y una mínima de 200 r.p.m., aproximadamente.

Las variaciones en la velocidad de salida serán controladas mediante el giro en uno u otro sentido del volante, según se pretenda incrementar o reducir esta velocidad. El giro producido en el volante se corresponderá directamente con el incremento o decremento en la velocidad de salida, variando la sensibilidad con el tamaño de variador que se tenga.

Los reductores que pueden ser montados con variador de velocidad son los pertenecientes a las familias MRH, MF, MQ, KM, VCROM, CROM y ROM.

Buscador:

Montaje

Será necesario atender a las mismas necesidades especificadas en cada caso para los dos tipos de reductores que montan el variador.

De forma particular, habrá que asegurarse de que el nivel de aceite del variador se encuentre visible en su indicador para todas las posiciones de montaje que permite.

 

Mantenimiento y lubrificación

Será necesario atender a las mismas necesidades especificadas en cada caso para los dos tipos de reductores que montan el variador.

De forma particular, al variador de velocidad deberá realizársele un primer cambio de aceite con anterioridad a sus primeras 300 horas de funcionamiento. Tras esta actuación, bastará con realizar los siguientes cambios cada 3000 horas de uso. Será necesario comprobar regularmente el nivel de lubricante del variador.

 

Temperatura y Funcionamiento

Dada la forma de trabajo del variador, la transmisión de potencia se realiza por rozamiento, por lo que durante el funcionamiento existirá un aumento de la temperatura en su superficie con respecto a la temperatura ambiente.

Este aumento vendrá dado por el tamaño del variador, oscilando entre un 20% en los tamaños menores y un 50% para los mayores. A su vez, esta temperatura podrá ser hasta un 25% superior durante sus 300 primeras horas de trabajo.

Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.